Saltear al contenido principal

Disfrute de momentos al aire libre con una lámpara infrarroja

¿Y si pudiera gozar de los espacios al aire libre por todo el año? Gracias a la lámpara infrarroja de Phormalab, ahora ésto es posible. Seguramente habrá notado la presencia de modelos similares utilizados para calentar locales como restaurantes y bares. Pero nuestro producto también es excelente para mantener los ambientes exteriores de su casa suficientemente calientes como para hacerlos totalmente habitables durante todo el año.

Todo esto es aún más importante si se tienen en cuenta las medidas que se han ido adoptando progresivamente en los últimos meses para contener la difusión del COVID-19, como el mantenimiento del distanciamento social y, por consiguiente, un acceso cada vez más restringido a los espacios cerrados.

Cada vez más comerciantes han adaptado sus pórticos, terrazas y glorietas para poder ofrecer lugares acogedores a sus clientes en ambientes abiertos – donde el COVID es menos transmisible – pero al mismo tiempo sin renunciar a la comodidad de la calefacción.

¿Cómo funciona la calefacción infrarroja?

El calentamiento por infrarrojos funciona casi de la misma manera que los rayos solares: las superficies afectadas absorben la energía infrarroja y, en consecuencia, se calientan y emiten calor.

Esta tecnología es la solución de calefacción ideal para espacios poco aislados, ya que el calor producido no se ve afectado en absoluto por corrientes de aire o ventanas abiertas; de hecho, el mecanismo infrarrojo está muy direccionable: calienta lo que se desea de forma muy selectiva, a diferencia del calor por convección, que calienta el aire y también es más dispersivo.

Entre los múltiples ventajas de nuestro producto encontramos:

  • Calor instantáneo (en pocos segundos) y directo
  • Calor direccionable exactamente donde sea necesario
  • Diseño estético y funcional
  • Protección de la lámpara contra agua y polvo
  • Material de alta calidad, sin riesgos de corrosión
  • Considerable ahorro de energía

Una pregunta que surge espontáneamente es si la lámpara infrarroja son realmente ecológicas y en que medida. La tecnología utilizada por nuestro producto es una solución de calentamiento interesante que, al mismo tiempo, contribuye a la reducción de las emisiones de carbono. Nuestro método es energéticamente eficiente, con ahorros comprobados de hasta un 50% en comparación con otros sistemas de calefacción convencionales; las lámparas infrarrojas convierten más del 90% de la electricidad que consumen en calor.

¿Cuántas lámparas infrarrojas necesito?

Huelga decir que el número de calentadores que se necesitan depende fundamentalmente de dos variables: el tamaño del espacio que se va a calentar y cuanto de hecho se quiere calentar. Para un pequeño patio doméstico, una lámpara infrarroja es generalmente suficiente para garantizar una temperatura más que razonable.

Nuestras lámparas pueden fijarse al techo, a la pared, a la sombrilla o incluso con más posibilidades de movimentación. Como es por nuestros modelos de pié -, permitiendo así ofrecer un espacio exterior siempre acogedor.

Para nuestras verisones de 2000 Watt, la estimación que proporcionamos para el rayo de calefacción de Hotdoor es de aproximadamente 10/12 metros cuadrados. Mientras que para Aura es de aproximadamente 10 metros. Sin embargo, en algunos casos específicos – como por ejemplo en situaciones en las que un entorno puede estar especialmente expuesto a la intemperie – siempre es aconsejable un sobredimensionamento.

Gracias a un simple y funcional sistema de regulación, también es posible controlar la cantidad de calor emitido por la lámpara según sus necesidades. Maximizando el rendimiento del producto y evitando tal vez un consumo excesivo de energía eléctrica.

Cuando sea necesario, nuestro personal podrá sugerir, a través de la visualización de material fotográfico o de planimetrías, una solución optimal en cuanto a la cantidad de lámparas necesarias y su mejor colocación.

WhatsApp WhatsApp