Saltear al contenido principal

Calefacción para terrazas y ambientes exteriores

Ahora es el momento perfecto para preparar tu negocio para la nueva temporada y no puedes dejar de lado la calefacción de las terrazas y los ambientes exteriores de tu negocio. Phormalab te invita a probar una solución de calefacción para tus espacios exteriores, cubiertos o semicubiertos, gracias a la cual podrás seguir sirviendo a tus clientes incluso después del verano. ¿Por qué cerrar una parte del negocio cuando se puede calentar de forma fácil, económica, rápida, segura y elegante?

La calefacción por infrarrojos para exteriores es la mejor solución para restaurantes, bares y cafeterías que quieren mantener el volumen de negocios en sus terrazas incluso en invierno. Aprovecha esos momentos después de las comidas y ofrece una velada como ninguna otra sin perder ni un ápice de comodidad: descubre todas las ventajas de la calefacción por infrarrojos, tanto para ti como para tu negocio.

Lámparas de infrarrojos y terrazas

Máxima eficiencia, la mejor distribución del calor donde se necesita: sin malos humos, sin peligro de quemaduras o incendios. Tanto en terrazas cerradas como abiertas, la calefacción exterior por infrarrojos ayuda a mejorar el rendimiento de su negocio, y es precisamente gracias a las lámparas infrarrojas que sus clientes pueden disfrutar de su terraza tanto en primavera como en invierno. No estaría mal tener un buen lugar donde poder disfrutar de una copa, una cena o incluso un cigarrillo sin necesariamente morir de frío.

Las lámparas de infrarrojos para exteriores están diseñadas para resolver algunos de los problemas más graves cuando se trata de calentar un comedor o una zona de recreo al aire libre. Con una amplia variedad de opciones para adaptarse a todos los casos, tienen varias ventajas a tener en cuenta. Con una sencilla instalación, se pueden colocar fijadas en la pared o el techo. En estructuras como pérgolas, sombrillas o en soportes independientes, dejando el máximo espacio útil para su negocio.

Además, son altamente eficientes: gracias a la tecnología infrarroja, que se calienta por irradiación y no por convección, hasta el 95% del calor emitido se utiliza donde se necesita, es decir, en sus clientes, sin dispersar calor en el entorno. Además, el calor se transmite de forma más homogénea y uniforme. Desde el momento del encendido, se puede percibir inmediatamente el calor que se traduce en comodidad y evita gastos innecesarios. El diseño robusto pero elegante y con un alto grado de protección de las lámparas Phormalab, resistirá la intemperie sin perder una pizca de elegancia, lo quel es permite integrarse perfectamente en todo tipo de decoraciones y estilos.

¿Más beneficios?

Las lámparas infrarrojas no pierden tiempo ni energía calentando el área circundante y están diseñadas para funcionar de la manera más eficiente posible. Ayudan a las empresas y a los propietarios a aprovechar al máximo el espacio exterior, manteniendo bajos los costes energéticos. Para explicar este descubrimiento, primero hay que entender en qué se diferencia la luz infrarroja de otros tipos de calefacción. El calor infrarrojo calienta directamente el objeto en lugar de tener un efecto sobre el aire circundante. Puede ser un concepto difícil de entender, pero es básicamente la misma sensación que se siente al salir a la luz del sol, lo que significa que cuando se utiliza el calor infrarrojo, el aire alrededor no se sentirá tan caliente como cabría esperar dado el calor de los objetos circundantes.

Siendo nosotros los fabricantes, podemos personalizar nuestras lámparas de infrarrojos a petición. Diseño elegante, alta resistencia a la intemperie, nuestros productos están diseñados para proporcionar calor rápidamente. Sin olvidar la ausencia de humos, olores o ruidos molestos. Facilidad de instalación, mantenimiento mínimo y consumo de energía muy bajo en comparación con otras soluciones eléctricas en el mercado, son sólo algunas de las otras ventajas de nuestras lámparas infrarrojas. El elegante acabado se integra perfectamente en cualquier entorno, y la instalación no podría ser más sencilla. Basta con montarlo, conectarlo y listo para su uso, sin necesidad de trabajos, revisiones o mantenimiento.

Ideal para zona de fumadores

¿Sabías que la calefacción infrarroja no necesita calentar el ambiente? Al igual que los rayos del sol, el calor penetra directamente en los objetos en su radio de acción, permitiendo una gran direccionalidad, sin emisiones de ningún tipo. Luces molestas y sin perder calidad térmica durante su radio de acción.

Económico, eficiente con una huella ecológica mínima, fácil instalación y sin necesidad de mantenimiento a corto plazo. Si aún no dispone de lámparas de infrarrojos, póngase en contacto con nuestro equipo técnico. Que estudiará su caso y le ofrecerá la solución más adecuada para sus necesidades.

Este método permite ahorrar en la potencia instalada (entre un 30 y 50% en comparación con los sistemas tradicionales). Y en el consumo mensual de electricidad (aproximadamente un 40%). Sin embargo, ofrece también otras ventajas que no son fáciles de medir. Mayor comodidad y calidez más saludable. Por último, pero no por ello menos importante, una mayor seguridad contra incendios o intoxicaciones por gases de combustión.

¿Por qué los infrarrojos son una buena alternativa a las calderas de gas?

La razón principal por la que los infrarrojos son mejores que las calderas de gas es su alta eficiencia. Algunos de los mejores paneles infrarrojos del mercado tienen una calificación de 112-115%, en lugar de solo 100%. La mayoría de los sistemas de calefacción proporcionan la mayor parte de su calor a través de un proceso llamado «conveción», que es eficaz pero también bastante costoso. Esto es cuando el calor se transfiere al aire, que luego calienta a la gente en esa habitación. La radiación, en cambio, excluye al intermediario (el aire), transfiriendo el calor directamente de la estufa a las personas en la habitación.

Además, es más probable que la calefacción por infrarrojos permanezca más tiempo. Ya que la calefacción por convección se pierde fácilmente debido a corrientes de aire o a puertas y ventanas abiertas. El calor radiante, sin embargo, calienta los objetos, que no pueden escapar a través de una corriente de aire. La calefacción por infrarrojos puede reducir los costes de calefacción entre un 30 y un 50%. Pero esto dependerá de la construcción de su casa, de la altura del techo de la propiedad y de lo bien aislado que esté.

WhatsApp WhatsApp